FOTOREJUVENECIMIENTO FACIAL (IPL)

FOTOREJUVENECIMIENTO FACIAL (IPL) La piel del cuerpo y del rostro es la parte que muestra nuestra apariencia externa y por tanto un identificativo de nuestra edad. La piel está formada por fibras de colágeno, elastina y células que van disminuyendo con el paso de los años y se van produciendo transformaciones importantes en la matriz extracelular, todo esto tiene como consecuencia el envejecimiento en el que intervienen además de la genética, los factores externos como por ejemplo el sol o el tabaco.

El paso del tiempo y la exposición crónica al sol provocan la aparición de manchas, áreas enrojecidas y descamativas en la piel. Además, se produce una atrofia cutánea que afecta a la epidermis, la dermis, así como al tejido graso subcutáneo.

Toda esta atrofia de la piel y estas lesiones o irregularidades se pueden tratar independientemente, cada una de ellas con un procedimiento o método terapéutico determinado, o con un sistema que engloba y aborda todas las lesiones al mismo tiempo: el fotorejuvenecimiento mediante luz pulsada.

RELLENO Y AUMENTO DE LABIOS El fotorejuvenecimiento es un tratamiento facial que consiste en aplicar pulsos de luz intensa (IPL) en la piel penetrando en ésta y estimulando la formación de nuevo colágeno. Mejora la calidad la piel y proporciona un aspecto más suave y terso de forma duradera.

El fotorejuvenecimiento está indicado para tratar los eritemas (enrojecimiento de la piel) en el rostro, cuello y escote, el daño solar, los problemas de pigmentación, piel desgastada o áspera, cicatrices del acné, poros, manchas y para recuperar y conseguir una piel fresca y joven.
Ventajas del fotorejuvenecimiento:

  • Se puede aplicar en rostro, cuello y escote de forma eficaz.
  • Mejora y rejuvenece la piel de forma notable y duradera.
  • El tratamiento es rápido, prácticamente indoloro y cómodo para el paciente.
  • No necesita recuperación después del tratamiento.
  • No existen efectos secundarios ni deja marcas o cicatrices una vez aplicado el tratamiento.

Este tratamiento es ideal cuando nos encontramos con pieles que presentan alteraciones pigmentarias por toda la cara, más conocido como lentiginosis.

La luz pulsada (IPL) es una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango más o menos estrecho de colores que producen un efecto diferente en la piel. De esta manera, la luz actúa como un bisturí inteligente y barre todas las estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel.
El fotorejuvenecimiento reduce el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas, ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis, reduce las manchas tanto marrones como rojas y mejora la textura de la piel.

Antes de comenzar el tratamiento, se ajusta el aparato dependiendo de las características del tipo de piel del paciente. El especialista se coloca unas gafas especiales de protección de la visión y coloca también al paciente unos anteojos opacos para proteger su visión. Se aplica un gel especial, transparente para dirigir la energía donde exactamente se necesita y proteger la piel. Se va pasando la pistola o pieza de mano que va realizando los disparos de luz. La piel va absorbiendo la energía de la luz pulsada intensa y las manchas y arañitas, primero se oscurecen y a la semana comienzan a aclararse a lo largo de todo el mes, hasta la próxima sesión. Se retira el gel y se aplica gel descongestivo para refrescar la zona tratada. La sesión puede tomar entre 30 y 40 minutos.

Se debe tener precaución especial de no realizar el tratamiento en la piel recientemente bronceada y fuertemente pigmentada. También se ha de tener cuidado con no realizar el procedimiento en una piel manchada o cubierta por un autobronceador.

FOTOREJUVENECIMIENTO FACIAL (IPL) Posteriormente a la sesión del tratamiento, las manchas cobran un color más oscuro del que tenían originalmente, pueden surgir pequeñas escamas o costras que se van secando y desprendiendo entre 1 y 3 semanas después de la sesión. A los 30 días, alcanzan el color definitivo, que siempre va a ser más claro que el original o se borran totalmente. Después del tratamiento no se puede tomar sol en unos 20 días y la zona tratada tiene que protegerse del sol mediante pantalla solar alta. Algunas de las zonas tratadas pueden quedar más oscuras o claras durante un tiempo, cambios todos ellos normalmente transitorios.

El fotorejuvenecimiento es un sistema idóneo para tratar la piel, eliminar las consecuencias del paso del tiempo y la exposición solar sin apenas tiempos de baja.

Es ideal recomendar un tratamiento de hidratación el día anterior o mismo día que la Luz Pulsada. Nos permite preparar muy bien la piel, aportando el nivel de hidratación necesaria. De esta forma, una vez finalizada la sesión de luz pulsada, la piel se regenera más fácilmente y aparece luminosa y radiante mucho antes.

Las manchas de sol, o de edad, que aparecen con el tiempo en la piel, están provocadas por una acumulación de melanina. En la epidermis o dermis, la melanina absorbe la energía emitida por IPL, que consigue elevar su temperatura, permitiendo su disrupción en pequeñas partículas que son reabsorbidas por el organismo. De esta manera conseguimos eliminar manchas de la edad y pigmentación por exposición solar y las telangectasias de la rosácea. La luz amarilla estimula las células llamadas fibroblastos, ubicadas en capas profundas de la dermis, y de este modo se produce el colágeno que asciende hacia la superficie de la piel, restituyendo pequeñas arrugas y líneas de expresión.

El resultado es una piel más luminosa, tensa y rejuvenecida. Desaparición progresiva y completa de manchas marrones o rojizas. Desaparición de arrugas finas. Aumento de la cantidad de colágeno y fibras elásticas propias, es decir, piel tensa y joven. Los resultados comienzan a notarse inmediatamente después de la primera sesión.

Beneficios: Tratamiento no quirúrgico, no invasivo e indoloro de rejuvenecimiento facial y desmanchamiento. Puedes reincorporarte a tus tareas diarias de manera inmediata. Tratamiento seguro y efectivo: Su tecnología exclusiva de multipulso variable, lo convierte en uno de los equipos más seguros del mercado sin efectos secundarios e indoloros, con resultados óptimos en muy pocas sesiones. La tecnología del equipo permite tratar un amplio abanico de tipos de piel, logrando resultados efectivos.

Frecuencia recomendada: Por lo general se necesitan entre 3 y 6 sesiones con intervalos de 1 mes entre sesión y sesión. Progresivamente con la suma de sesiones, se va logrando el aclarado de manchas y el rejuvenecimiento.

  • Restylane
  • Radiesse
  • Azzalure
  • Volbella
  • Venus-Freeze
  • Reference
  • Glytone
  • Ysonut